Me encuentro en solitario

Hoy amanecí nuevamente sin saber qué hacer, me cuesta trabajo retomar lo que va a ser de mi vida ya que la salud no da mucho para ello

Mi padecimiento es tan extraño como la vida, como el camino que debemos de seguir hacia el infinito para perdernos en sus energías.

Quisiera encontrar el camino hacia una vida más placentera, por lo pronto, ya tome de la mano a mis amigos y familia, para ir a dónde la marea nos lleve.

Ah…. que locura de vida

Me pregunto porqué

No entiendo la razón de que a pesar de que hablo claramente dicen no entenderme. Les he clarificado en tantas ocasiones que necesito que ya me ayuden con lo que está por venir y al parecer tienen una total indiferencia o se hacen de oídos sordos

Increíblemente ayer fui a una reunión y sentí lo mismo entre las personas que me rodean. Sólo son conocido y estoy llegando a un punto dónde ellos son parte de mi sentir negativo

Estoy dispuesta a dar el paso ya es necesario para poder avanzar. Ojalá lo entiendan pero deben hacerlo.

Me molesta el silencio

En cuántas ocasiones tenemos nos damos cuenta de lo que está sucediendo en nuestro derredor y aunque preguntamos no nos responden. Como molesta que es tan evidente pero no obtenemos respuesta. A mi me resulta por demás incómodo, por demás incongruente cuando tienes una relación ya sea de amistad, amorosa o simplemente de convivencia en cualquier tiempo de la vida. Uff ya se me acabó el tiempo de poder expresar mis emociones. Tengo mucha gente a mi alrededor pero el silencio forma parte de ellas en muchas de las situaciones debido a mi situación personal. No entienden acaso que el silencio es lo que más me hace daño. Espero qu con el tiempo puedan entender que necesito comunicación.l

Necesito paz

Al estar pasando por el resto de mi vida, necesito decir que me hacen falta tantas cosas. Tantas cosas que no entiendo ya que se ha borrado parte de mi trayecto por la vida

Vida a la que llamaré camino hacia ninguna parte. Hace ya muchos años que perdí el camino hacia donde quería llegar. Hacia ninguna parte tal vez o hacia todos los ángulos de mi vida. Me han llamado de tantas maneras, que el olvido se adueñó de ellas. Pero estas palabras reflejaban de alguna manera los prejuicios sociales hacia aquellos que no somos blancos.

Yo nací en la Ciudad de México, y al cumplir más de 40 años supe que no era hija biológica de la persona que me había criado, recordé así sólo así los tiempos en que me sentía lejana a ella, donde no sabía porque pero no sentía una gran afinidad. Dicen que la sangre llama, aquí más bien desencanta. En todos estos años bregué de un estrato social a otro, estudié en tantos lugares que sería largo enumerarlos, pero eso si, a ninguno me sentí realmente vinculada. Historia triste y a la vez, fascinante para mi. Ello me permitió conocer tantas personas que en su momento fueron muy importantes… Pero al voltear el tiempo ha pasado y necesito hacer un alto en el camino, necesito paz.